Logo Aerodromo Requena 200px transparent


Segundo encuentro amigos del motor clásico

Amaneció cómo cualquier otro día la mañana del Domingo 27 de Abril en el Aeródromo de Requena, excepto, que no fue cualquier día. Por fin llegó el evento anual que todos esperábamos, la celebración de coches clásicos y pin-ups.

Desde primera hora de la mañana gente de la zona, tanto como socios del Club Aéreo, empezaron a llegar a las instalaciones del Aeródromo de Requena. Así mismo, también se dejo ver alguna joya sobre ruedas haciéndose oir con sus potentes motores V8.

A lo largo de la mañana la Escudería Motor Clásico la Plana de Utiel junto con el Club automovilístico de Torrente  nos mostraron la grandeza de la historia del motor. Poco a poco, Fords Mustang, Pontiacs Firebirds, Seats 600’s, Porches 911, Volkswagens escarabajos, etc.. fueron llegando a sus puestos de exhibición en el aeródromo, así como cualquier tipo de motocicleta imaginable.

Mientras tanto, los miembros de la fundación aérea de la Comunidad Valenciana, dejaron ver las joyas con alas guardadas en su hangar, y así, ambas joyas se unieron, y la plataforma del aeródromo quedó inmersa en una atmósfera increíble de belleza clásica. Más de 250 personas llegaron a las instalaciones del aeródromo. Niños y adultos quedaron boquiabiertos al ver cómo el tiempo volvió atrás el pasadodomingo.

Y no fue menos, la llegada de las bellísimas pin-ups, que acudieron alaeródromo dando ese toque rebelde, clásico y femenino de los años 60’s. Además, sin ellas saber que acudían a un concurso, que empezó a celebrarse a mediodía. Tras la votación, el público eligió a la pin-up más acertada con el premio de una sesión fotográfica y un vestido de gran calidad, además de las dos finalistas y, cómo olvidarnos de Miss simpatía, que recibió como premio un tatuaje.

Fue recíproco el hecho que el Club de Automovilismo de Torrente y La Escudería Motor clásico laPlana de Utiel, eligiera entre los pilotos del Club Aéreo el mejor y más acertado disfraz, Vicente Romero, con el premio de una maqueta de gran calidad de un automóvil clásico y el CAV premió a la mejor caracterización de coche clásico y ocupantes del mismo con un bautismo aéreo, que los premiados pudieron disfrutar ese mismo día.

Pasado mediodía y acabados todos los concursos “Secretos” el hambre acechó al público, y las más de 200 personas en ese momento se sentaron en familia en el salón del Aeródromo de Requena esperando una comida exquisita, que debido a la gran afluencia de visitantes tuvo que realizarse en dos turnos, a los que acompañaron con su música la banda “E Jazz Collection.

Se vieron muchas sonrisas, muchas caras de felicidad, muchas caras conocidas y mucha unión. Y es que todos aprendimos que, sin el empuje de un motor, nadie tendría sueños.